Moscow

By  |  0 Comments

Moscú la ciudad donde el metro no es una ratonera, lo construyeron los soviéticos para humanos, hoy en día símbolo del capitalismo, la ciudad que fue ejemplo de colectivismo y abolición de clases. Ahora encontramos el centro de la capital rusa convertida en un mercadillo del lujo. Todos los edificios emblemáticos en los aledaños de la Plaza Roja, albergan en sus tripas, las marcas rancias del más puro capitalismo, alimentándose como nutridas tenias, de los nuevos ricos rusos, que hacen sus compras buscando la diferencia social. Mientras el resto miran, los fantásticos escaparates sin ni poder imaginar en comprar, con sueldos de 300€, que es lo que cuesta tomarse un blini de caviar negro y el cóctel Travyanoi compuesto por el licor alemán Jagermeister , infusión de poleo, menta, hierbabuena y miel, en el ático del lujoso hotel ARARAT de la cadena Hayatt, desde donde la panorámica son las estrellas del kremlin y la bandera rusa que sobresale del ayuntamiento de Moscú.

Paseando entre la calle Petrovka y Neglinnaya , en los escaparates de una tienda multimarca, la nueva línea de ropa de la modelo Naomi Campbell, con un caballo a tamaño real y dos maniquíes que juegan y retozan con él. Es la parte positiva de todo este comercio del lujo, la mente vuela a tiempos pasados de austeridad soviética y crea un contraste muy interesante dándonos cuenta que lo soviético y el capitalismo mezclan a la perfección, haciendo de esta ciudad una de las mas intersantes del planeta.

Texto : G.L

Foto metro: Atrovent
Fotos caviar – escaparate: Riguel (Olga MorÓzova)

Deja un comentario

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn
  • YouTube
A %d blogueros les gusta esto: